Recorriendo el mundo de la fantasía

Recorriendo el mundo de la fantasía. Imágenes de hadas, ninfas, elfos, duendes, seres mitológicos (egipcia, griega, romana, nórdica...), ángeles, guerreros, vikingos, cruzados, templarios, valkirias, amazonas, brujas, hechiceros, druidas, dragones, dioses, demonios, vampiros, animales, licántropos (hombre lobo), sirenas, unicornios, espíritus...

Diosa Gea. Mitologia Griega

Gea Diosa Griega. Diosa Gea, Gaya o Gaia, literalmente Tierra, es la diosa primigenia que personifica la Tierra en la mitología griega. Es una deidad primordial del antiguo panteón griego, considerada la Tierra Madre. Su equivalente en el panteón romano era Terra o Tellus Mater. Los romanos, a diferencia de los griegos, no distinguían sistemáticamente una Titánide Tierra (Tierra) de una diosa del grano, Ceres.Diosa Gea, Gaya o Gaia (Terra, en la mitología romana), era la personificación de la madre tierra e hija de Caos, además de madre y esposa de Urano. Ambos fueron los padres de las primeras criaturas vivas: los titanes, los cíclopes y los gigantes, que fueron encerrados por Urano dado que eran aberrantes, aunque dejó libres a los titanes. Gea se enfadó ante tal favoritismo y castró a Urano con cuya sangre hizo nacer otra raza de monstruos y a las Erinias, las tres diosas vengadoras. Además, promovió que Cronos, su hijo luchara frente a Urano. Su último hijo y el más terrible, fue Tifón, aunque Zeus le derrotó.

Dios Griego Dionisio. Mitologia Griega

En la mitología clásica, Dioniso es el dios de la vendimia y el vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega. Aunque los orígenes geográficos de su culto son desconocidos, casi todas las tragedias lo presentan como extranjero.Dionisio (Baco, en la mitología romana) era el dios del vino y la vegetación, el cual enseñó a los mortales cómo cultivar la vid y cómo hacer vino. Era bueno y amable con quienes lo honraban, pero llevaba la locura y la destrucción a quienes lo despreciaban a él o a los rituales orgiásticos de su culto. Sus padres fueron Zeus y Sémele. Hera, la celosa mujer de Zeus, cuando se dio cuenta de que su marido estaba locamente enamorado de la princesa tebana, engañó a Sémele diciéndole que le pidiera a Zeus que se mostrara en su divina majestad. Obligado por la promesa hecha a Sémele de concederle sus deseos, Zeus se apareció ante la desdichada mujer en la plenitud de su gloria divina. Cuando ella se acercó a él, acabó carbonizada por los rayos de luz que el dios irradiaba pero cuando Dionisio nació, la rescató del Hades y la trasladó al Olimpo. De acuerdo con la tradición, Dionisio moría cada invierno y renacía en la primavera lo que constituía un símbolo de la reencarnación de los muertos. Se casó con Ariadna, hija de Minos, rey de Creta, a quien Teseo, su esposo, había abandonado, aunque también intentó conquistar a Erigona. Dionisio era de natural benevolente aunque resultó muy duro con todos aquellos, que, como Las Mineidas o Licurgo, se negaron a reconocerlo por dios o fueron ingratos a sus beneficios. En su honor se celebraban muchos ritos cada vez que renacía, lo que sirvió de impulso al desarrollo de la dramaturgia griega. Se le suele caracterizar de dos maneras: una como dios de la vegetación, específicamente de los frutos de los árboles, que aparece representado a menudo en los vasos áticos con un cuerno con bebida y racimos de uvas. La segunda caracterización del dios apunta a los misterios de una divinidad que inspiraba cultos orgiásticos, de los que son ejemplo las ménades o bacantes. Este grupo de mujeres abandonaba el hogar y vagaba por el desierto entrando en un estado de éxtasis en su devoción al dios. Vestían pieles de cervatillo y se creía que poseían poderes ocultos. Dionisio iba vestido con pieles de leopardo y solía llevar consigo copas de vino de las que obtenía la jovialidad que le caracteriza.

Que es la mitologia

La mitología es aquella ciencia que se encarga del estudio e interpretación del mito. Un mito puede ser considerado desde múltiples puntos de vista, pero, por lo que aquí respecta, puede decirse que trata la vida y hazañas de los dioses, semidioses y héroes de la antigüedad pagana. La narración mítica cuenta, además, el origen del mundo, de los hombres o los animales, así como ciertas actividades, por lo que casi todas las culturas cuentan con mitos adheridos a sus ideologías más profundas. Los mitos son considerados en la mayoría de los casos dentro de las concepciones religiosas puesto que se refieren a tiempos y situaciones anteriores a los actuales y de carácter extraordinario, en los que pueden darse procesos sobrenaturales. En cualquier caso, puesto que tratan aspectos totalizadores, pueden iluminar muchos aspectos de la vida cultural e individual de cada sociedad, y, de hecho, son tratados desde muchas disciplinas de la ciencia moderna.

La mitología es un conjunto de mitos relativamente cohesionados: relatos que forman parte de una determinada religión o cultura. También se les denomina mitos a los discursos, narraciones o expresiones culturales de origen sagrado, y que posteriormente fueron secularizados y tratados como discursos relativos a una cultura, a una época o a una serie de creencias de carácter imaginario.

El origen de la mitología es encuadrado dentro de las civilizaciones egipcia, fenicia y babilonia, que dieron lugar, tanto a este fenómeno como a muchas otras formas de comportamiento y componentes culturales del mundo actualmente conocido. Según algunas teorías, el inicio del culto a dioses formadores posteriormente de hechos mitológicos se produjo hacia el año 2000 a. de C. cuando el rey de Babilonia Nino obligó a sus súbditos a rendir culto y ofrecer regalos a una estatua de Belo, padre de Nino y a quien se divinizó. Esta hecho fue considerado tanto por los babilonios y por los ciudadanos de otros imperios como una costumbre que detonaba buen gusto y refinamiento cultural. A partir de entonces, se divinizaron múltiples personajes, no sólo por sus buenas aptitudes sino también como un ejemplo supremo de una determinada forma de actuar, lo que permitió la existencia de dioses negativos.

Dioses Griegos. Mitologia Griega

La mitología griega es el conjunto de mitos y leyendas pertenecientes a los antiguos griegos que tratan de sus dioses y héroes, la naturaleza del mundo, los orígenes y el significado de sus propios cultos y prácticas rituales. Formaban parte de la religión de la Antigua Grecia. Los investigadores modernos recurren a los mitos y los estudian en un intento por arrojar luz sobre las instituciones religiosas y políticas de la antigua Grecia y su civilización, así como para entender mejor la naturaleza de la propia creación de los mitos.Las divinidades griegas se encontraban clasificadas en dioses superiores, dioses inferiores y héroes o semidioses como ya se ha podido observar en la página principal de Tesalia. Uno de los dioses principales más importantes fue Cronos / Saturno quien contó entre sus hijos a toda la nueva generación de divinidades que habitarían en el Olimpo. De estas dos generaciones primigenias es de lo que se habla en esta sección. De los 24 grandes dioses existentes, sólo doce podían participar en la toma conjunta de decisiones aunque la mayoría formaban parte de la corte celestial: el Olimpo. Éste es una montaña de 2.917 metros de altitud, la más elevada de Grecia que se encuentra situada en la frontera de Tesalia y Macedonia, cerca del mar Egeo. En la cima se encontraban los palacios de los dioses, construidos por Hefesto, dios de la metalurgia, cuya entrada era una puerta de nubes protegida por las diosas conocidas como las Estaciones. Los posteriores escritores griegos trasladaron el hogar de estas deidades a una región celestial libre de nieve y tormentas y llena de luz.

El Dios Cronos. Mitos de Grecia

En la mitología griega, Crono o Cronos, era el principal (y en algunos mitos el más joven) de la primera generación de titanes, descendientes divinos de Gea (la tierra) y Urano, (el cielo). Crono derrocó a su padre Urano y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado por sus propios hijos, Zeus, Hades y Poseidón, y encerrado en el Tártaro o enviado a gobernar el paraíso de los Campos Elíseos.Cronos (Saturno, mitología romana), pertenece a la generación anterior a los dioses del Olimpo. Era uno de los doce titanes y el hijo menor de Urano y de Gea, las personificaciones del cielo y de la tierra. Tuvo muchos hijos. Los primeros fueron los tres Hecatonquiros, los monstruos de cien manos y cincuenta cabezas a quienes Urano había apresado en un lugar secreto. Gea trató de rescatarlos y pidió ayuda a sus otros hijos, incluidos los cíclopes pero sólo Cronos acudió en su ayuda venciendo a Urano y convirtiéndose en el regidor del universo. A pesar de su victoria, Cronos necesitó el permiso de su hermano Titán, primogénito de sus padres, para reinar. Y es que Gea adoraba a su hijo Cronos por lo que a fuerza de muchos juegos, súplicas y caricias, consiguió que Titán cediese la corona a cambio de que Cronos matase a toda su descendencia, de forma que algún día el poder recaería de nuevo en alguno de los titanes. Cronos y su hermana la reina Rea fueron los padres de la mitad de los dioses y diosas que formaron originariamente el Olimpo. El final del poder de Cronos llegó con el nacimiento de Zeus y su derrota frente a él. El nacimiento de Zeus es uno de los episodios más destacados y conocidos de la mitología griega y ha sido muchas veces representado por el arte. Su padre temía ser destronado por uno de sus hijos por lo que los devoraba cuando nacían. Sin embargo, Rea, harta de tanta muerte, cuando nació Zeus envolvió una piedra entre pañales y eso fue lo que se comió Cronos. Zeus creció en Creta siendo amamantado por la cabra Amaltea y criado por unas ninfas. Para que sus llantos no llegasen a oídos de Cronos, Rea ideó que sus sacerdotes, los coribantes, atronaran el aire con el estrépito de sus címbalos, cascabeles y danzas alrededor de la cuna. Cuando Zeus creció obligó a Cronos a vomitar a sus hermanos y la piedra. Así, Zeus y sus cinco hermanos y hermanas ganaron la guerra que se originó frente a los titanes que fueron expulsados a los abismos del Tártaro, en los más profundo del submundo. En esta guerra Zeus fue ayudado por los Hecatonquiros y los cíclopes, liberados de la prisión en la que Cronos los había dejado. Desde entonces, Zeus, Poseidón y Hades se repartieron el dominio del mundo. Otras versiones afirman que la existencia de Zeus fue descubierta y que Titán culpó a Cronos de perjurio declarándole una guerra y encerrándolo. Según esta otra leyenda, cuando Zeus creció se apiadó de él y logró vencer a Titán y dar el trono a su padre, pero Cronos seguía recelando contra Zeus por lo que le persiguió sin tregua, aunque sólo le valió para que Zeus y sus hermanos se unieran frente a su malvado padre, logrando así, el poder. Cronos, finalmente, se instaló en el Lacio, junto al amable rey Jano, instruyendo al pueblo de éste en diversas artes. Cronos es imagen o símbolo del tiempo, por lo que se le representa como un viejo descarnado, triste y seco que lleva en sus manos una hoz que indica que el tiempo lo destruye todo. Además, posee un reloj de arena y está provisto de alas. El hecho de que engulla a sus hijos también pone de relieve que el tiempo destruye todo lo existente incluso en el justo momento de producirlo. Podría decirse, que Cronos es el dios del tiempo.

Diosa Griega Atenea (Atena). Mitologia Griega

En la mitología griega, Atenea o Atena, también conocida como Palas Atenea es la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las artes, de la justicia y de la habilidad. Una de las principales divinidades del panteón griego y una de los doce dioses olímpicos, Atenea recibió culto en toda la Grecia Antigua y en toda su área de influencia, desde las colonias griegas de Asia Menor hasta las de la Península Ibérica y el norte de África. Su presencia es atestiguada hasta en las proximidades de la India. Por ello su culto tomó muchas formas e incluso tuvo una extensión considerable hasta el punto de que su figura fue sincretizada con otras divinidades en las regiones aledañas al Mediterráneo. En la mitología romana se la adoraba con el nombre de Minerva.
Atenea o Atena (Minerva, mitología romana) es una de las diosas más importantes de la mitología griega. Su padre fue Zeus y nació de su frente sin necesidad de pasar por la infancia, es decir, siendo ya adulta, cuando Hefesto abrió el cráneo de su rey para aliviar sus fuertes dolores de cabeza. Además, siempre fue virgen. Sus atributos más habituales eran el escudo de Zeus, así como su "égida" y su rayo y suele llevar un casco coronado por un penacho o un gallo. Se la asocia a menudo con una lechuza, que ahora también es símbolo de sabiduría. Atenea era diosa de las ciudades griegas, de la industria, de las artes, de la guerra y posteriormente de la sabiduría. Atenea fue la defensora más firme, entre los dioses, del bando griego en la guerra de Troya, pero sus habitantes le faltaron el respeto al dar cobijo en un altar secreto dedicado a Atenea a la profetisa troyana Casandra, y, como castigo, unas tormentas provocadas por Poseidón y solicitadas por esta diosa destruyeron gran parte de la flota de Grecia. Atenea era también patrona del arte de la agricultura y de las labores femeninas, especialmente del hilado y del tejido. Entre sus dones además del olivo, están el arado, la flauta (aunque la tiró a un río porque le dañaba la boca y la fatigaba), la domesticación de los animales, los barcos y los zapatos. Inventó la escritura, la pintura y el bordado. Atenea se caracterizó por ser muy celosa de todas aquellas personas que intentaban igualar sus grandes dotes y lanzaba toda su furia contra las personas que intentaban vencerla como Medusa, por sus atractivos, o Aracne, por su capacidad como tejedora. Era una de las diosas más aclamadas porque había entregado el olivo al pueblo griego. El respeto que el pueblo le profesaba venía determinado a su vez por su capacidad para alargar la vida de los hombres y las venturas que les otorgaba para después de su muerte. La concesión del olivo es un capítulo especial de la vida de Atenea. Crecops acababa de construir una ciudad en África y tanto Atenea como Poseidón deseaban darle nombre. Los dioses del Olimpo decidieron entonces que otorgarían este honor a aquel que inventara lo más útil para la ciudad. Poseidón hizo nacer el caballo, símbolo de la guerra, golpeando el suelo con su tridente y Atenea creó el olivo, ganando el concurso. La ciudad entonces, se llamó Atenas. Atenea también es denominada a veces Palas Atenea cuyo origen se remonta a la victoria de Atenea sobre el gigante Palas cuya piel arrancó y que quiere significar la presencia en todas las guerras y combates de Atenea. Sobre las ideas de superioridad de Atenea véase Medusa y Aracne.

Diosa Griega Artemisa (Artemis). Mitologia Griega

En la mitología griega, Artemisa o Artemis fue una de las deidades más ampliamente veneradas y una de las más antiguas. Algunos investigadores creen que su nombre, y de hecho la propia diosa, era originalmente pregriega. Homero alude a ella como Artemis Agrotera, Potnia Theron, Artemisa del terreno virgen, Señora de los Animales. En el periodo clásico de la mitología griega, Artemisa fue descrita a menudo como la hija de Zeus y Leto, y la hermana melliza de Apolo. Fue la diosa helena de la caza, los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, que traía y aliviaba las enfermedades de las mujeres. A menudo se la representaba como una cazadora llevando un arco y flechas. El ciervo y el ciprés le estaban consagrados.Artemis o Artemisa (Diana, mitología romana) era una diosa griega, hermana gemela de Apolo y por tanto hija de Zeus y Leto. Controlaba a los dioses de la caza y los animales salvajes, sobre todo el oso y también era la diosa de la naturaleza y de las cosechas. Además, se la consideraba diosa de la luminosidad lunar, por lo que estaba muy ligada a Selene. Debido a su dedicación al arte de la caza, llegó a decirse de ella acabó por volverse insensible a las «delicadas inclinaciones propias de su sexo». Protegía la juventud femenina pero durante la guerra de Troya impidió la salida de los barcos griegos hasta que no se le ofreció en sacrificio a una joven, Ifigenia, que sin embargo, parece que fue rescatada en el último momento por Artemisa. Iba armada con flechas con las que castigaba a los que la ofendían y proporcionaba una muerte dulce a las muchachas que fallecían en el parto. Artemisa rechazó a todos los pretendientes que tuvo, entre ellos Endimión y Acteón, y por eso se le dio el sobrenombre de casta. Artemis portaba siempre un carcaj y un arco y estaba acompañada de una jauría que tapaba sus desnudas piernas. Suele llevar una media luna en la frente e ir vestida de cazadora. Ártemis destacaba por ser mucho más alta que las ninfas que la acompañaban.

Entradas populares